Modelización

Las proyecciones sobre la evolución de la calidad del aire, en los ámbitos científicos y regulatorios, han de estar soportadas en el conocimiento y la utilización de modelos reconocidos. El formato de introducción de datos, entrega de resultados, índice de confianza o error y la capacidad de evaluación, son elementos esenciales en el uso adecuado de tales modelos. Por todo ello un sistema de predicción ambiental implica la interconexión de modelos meteorológicos de diagnosis y prognosis, reactividad química de los contaminantes y otros gases presentes en la atmósfera, la correcta ubicación de las fuentes y los receptores y su naturaleza, así como, los factores orográficos de mayor influencia y la rugosidad del territorio. Con todo ello, es posible ofrecer resultados con factores de calidad elevados cuando se trata de fuentes estacionarias. En el caso de fuentes móviles, es preciso, además, incluir las salidas de los modelos de tráfico. Este trabajo, de gran complejidad en el pasado y y el uso intensivo de grandes recursos humanos y de infraestructuras, se ha visto notoriamente mejorado en todos los aspectos con el uso de los modernos modelos de tráfico que utilizan herramientas de geolocalización existentes para análisis continuo y preciso de las características de las vías de comunicación, en vez de los modelos más antiguos que precisaban de realizar el análisis por tramos de vía, dependiendo los resultados del tamaño del tramo considerado.

En este sentido, la propuesta de SOLMA, Environmental Solutions, S.L.U., ofrece toda la garantía, fiabilidad y potencia en los resultados obtenidos gracias al empleo de los procedimientos y modelos normalizados de última generación.